lunes, 20 de octubre de 2014

Star Wars, X- Wing. Episodio II: Venganza en Yavin.

Nuevas batallas estelares se asoman por la infinitud negra del espacio. Después de la derrota del Imperio bajo el fuego tenaz de las fuerzas rebeldes, éste necesita una contundente victoria para contentar al emperador. Así que, las dos facciones, se pusieron manos a la obra para elaborar una nueva aventura, descendiente de la anterior, y que le diera contenido al juego más allá de sonoras explosiones y restos de naves viajando a velocidades imposibles.
Defensor Tie preparado para la acción.

De nuevo AC, Arphenang, Sendel y yo nos reunimos para batirnos el cobre en una deseada revancha. A nosotros sumaron “LocoCarlos” y su hijo Aitor que iban a infligir daños entre risas malévolas.
La misión es sencilla. Naves de transporte de tropas imperiales modelo “Action IV Transport” se dirigen repletas del soldados hacía el planeta Yavin para desplegarse y ajustar cuentas. Los rebeldes han interceptado comunicaciones y, conocedores de que puede suponer la pérdida de la posición del planeta, encienden sus motores y se encaminan a la destrucción de los transportes antes de que aterricen. El problema es que no contaban con la escolta imperial que acompaña a las naves.
Para conseguir la victoria los rebeldes deben de destruir, al menos, dos de las tres naves de transporte antes de que lleguen al planeta – que se considera el final del tablero – en caso contrario la victoria y el planeta Yavin estarán en poder del Imperio.
Los grupos se dispusieron del siguiente modo. Por el lado rebelde Arphenang, Sendel y “LocoCarlos” con un equipo compuesto por:
  • Ala -  X a manos de Biggs Darklighter.
  • Ala – X con un pobre Piloto novato.
  • Ala – E pilotado por Ethan A’baht + Escudos mejorados.
  • Ala – B manejado por un Piloto del Escuadrón Azul.

Equipo Rebelde.
El lado Imperial, formado por AC, Aitor y yo, contó con la fuerza de:
  • Caza TIE bajo el mando de “Maldición Oscura”.
  • Caza TIE dirigido por el temible “Mutilador Mithel”.
  • Interceptor Imperial con “Kir Kanos” a los mandos.
  • Defensor TIE pilotado por “Rexier Brath” + Táctica de Enjambre.
Escuadra Imperial.

Aunque nuestra escaramuza fue bastante más dura para los rebeldes que no tuvieron prácticamente ninguna posibilidad después de numerosos ensayos decidimos realizar una serie de cambios en beneficio de los rebeldes. En principio tanto insurrectos como imperiales cuentan con 100 puntos pero hemos creído oportuno rebajar un poco la fuerza imperial a 75 puntos. Así que, nuestro consejo, es 100 puntos para los rebeldes y 75 para el imperio.
En lo que respecta a las naves de transporte, éstas es mejor que salgan una por ronda sólo pudiéndose mover hacía adelante, pero conservando el 2 de esquiva, los 6 puntos de cascos y dejando su escudo en un simple 3.
Durante el primer turno de movimiento los rebeldes se adelantan lo máximo posible pero siempre permitiendo la máxima cohesión entre sus naves. Su misión es destruir los transportes por lo que las pequeñas naves imperiales son secundarias. A su vez, el imperio se mueve lo mínimo para no adelantar a sus naves de transporte pero éstas, al moverse, se colocan a distancia de tiro de dos de las naves rebeldes. Un certero disparo por parte del Ala – E y una puntería envidiable por parte de uno de los Ala – X acaban con los 3 escudos del primer transporte y hacer un daño crítico que, afortunadamente para nosotros, afecta a un armamento del cual carece.

Primer turno y ya sin escudos.
El segundo turno es todo un éxito para el imperio. Los rebeldes se mueven poco pero cometen el error de solapar dos de sus Alas – X, mientras que las naves imperiales se dejan adelantar un poco por los transportes optando por torcer levemente hacia las naves enemigas. La mayoría de disparos imperiales se centran sobre Biggs el cual queda sumamente dañado mientras que el Defensor Tie viendo posibilidad de atacar al despistado Ala – B le asesta un buen golpe. Los disparos rebeldes se centran sobre el ya herido transporte pero, el nerviosismo rebelde al ver que se le echa encima la escuadra imperial, y la sorprendente – y la milagrosa -  habilidad del piloto hacen el resto sobreviviendo a la mayoría de los ataques aunque tocada. Por su lado, el alejado Ala – B decide disparar al segundo transporte restándole uno de sus escudos.
El imperio al ataque.
El choque se pone cuesta arriba para los rebeldes en el tercer turno. Intentan realizar una maniobra que los coloque tras los transportes imperiales y lo consiguen pero no como ellos quieren, en un movimiento que deja vendidos tanto a su piloto del Escuadrón Azul como al intrépido Biggs. Las fuerzas imperiales han leído muy bien las intenciones rebeldes y se mueven casi empujados por la inercia colocándose a la distancia perfecta para disparar a los insurgentes. Biggs cae de un hábil impacto mientras que al Ala – B se le agotan los escudos. La suerte acompaña al Imperio que ve como Kir Kanos logra resistir la embestida del Ala – E, mientras que el debilitado Ala – B dispara a de nuevo al segundo de los transportes despojándolo de otro de sus escudos, y el más dañado de todos los "Action IV" elude portentosamente los disparos del piloto novato.
"Biggs" es polvo de estrellas.
En la última tanda la supremacía imperial se hace patente.  Las, casi agónicas, fuerzas sublevadas realizan un movimiento desastroso. El piloto del Ala – B se mueve intentando escapar del fuego pero se equivoca al pensar en la táctica del imperio, mientras que el Ala – E curva extrañamente solapándose con las naves imperiales que se mueven de nuevo mecidos por el viento estelar para defender al segundo transporte, ya que el primero está tan destrozado que deciden dejarlo como carne de cañón para el Piloto novato que se adelanta para colocarse a una buena distancia de disparo. Las descargas imperiales acaban rápidamente con el piloto del Escuadrón Azul que estalla en mil pedazos, mientras que la fortuna no acompaña al solapado Ala – E que falla su disparo sobre el segundo transporte. El piloto novato, ya tomándoselo como un desafío personal, consigue destruir al averiado transporte.
El Ala - B y el "Action IV" pasan a mejor vida.
Tras esto, los dos transportes imperiales repletos de tropas escapan y consiguen llegar al planeta Yavin, enseñando a todo lo que pone a su paso las ventajas de la paz imperial y los beneficios de colaborar con a favor de Lord Palpatine.

El Ala - B convertido en "lluvia de estrellas".
Como habéis podido comprobar, es una aventura un poco complicada para los rebeldes pero, con las modificaciones y testeos continuos, hemos conseguido equilibrarla más y hacerla posible tanto para unos como para otros. Por supuesto, la aventura se adjunta totalmente gratuita y maquetada a continuación. Sólo queda decir que el tercer episodio está cerca y que, dentro de poco, tendréis más noticias desde este lado de la galaxia.



1 comentario:

  1. No se si lo sabes, pero hay un editor oficial para crear partidas y que tengan el aspecto original de FFG, con su mapa y demás...

    Por si te interesa aquí puedes ver de que va

    http://juegosyfrikadas.blogspot.com.es/2014/09/x-wing-tm-mission-control.html

    ResponderEliminar