lunes, 25 de marzo de 2013

Killer in Shadows, Quiúnéi irrumpe en tu mesa de juego


Hoy queremos traeros la reseña de uno de los primeros juegos publicados en formato físico de la editorial Más que Módulos, Killer in Shadows, KIS

KIS es obra del señor Carlos Martín Hernández, el cual en este juego demuestra no solo sus habilidades  escritoras sino de ilustrador, ya que absolutamente todo el conjunto del juego (texto, ilustraciones, etc) está realizado por él. 

Antes de seguir me gustaría comentar que KIS salió en PDF hace ya algún tiempo en de forma gratuita antes que su edición física y la editorial ha mantenido ese PDF gratuito para que todo el que quiera pueda acercarse al universo de Quiúnéi sin ningún problema.


El libro está encuadernado en pasta dura con portada a color e interior en blanco y negro. Tiene un total de 111 páginas. El papel usado es un satinado grueso, lo que confiere al conjunto del libro un aspecto de libro duradero que se puede usar y abrir sin miedo ninguno. De hecho es casi sorprendente que con los tiempos que corren se use pasta dura con un libro de poco más de 100 páginas, pero sinceramente lo prefiero.

Sin duda alguna lo primero que destacaría del libro es el nombre, el cual creo que no le hace justicia ya que no nos da pistas de lo que realmente vamos a encontrarnos en su interior, un juego de fantasía oriental de acción. Sin embargo las primeras páginas directamente nos advierten ante qué estamos y de qué fuentes ha bebido el autor en su inspiración para tan peculiar juego.


La primera parte del libro está dedicada a la Ambientación del mismo, aproximadamente las 27 primeras páginas que engloba los capítulos: Quiúnéi, Nacionalidades e Idiomas, Razas y Profesiones.

El autor nos presenta un mundo atemporal, estancado en una época medieval fantástica llena de intrigas, con un poder soberano centralizado que somete al resto de pueblos.



Las razas del juego recuerdan un poco a algunas series de anime, citadas previamente por el mismo autor, compartiendoel mundo con los Humanos: los Rén-Shou (cambia-formas) y los Qín-Shou (animales aparentemente normales con una gran inteligencia y capacidades humanas como el habla).


La segunda parte es donde encontramos la Creación de Personajes. Englobaría los capítulos: Creación de un Personaje, Características y Competencias, Técnicas Especiales, Magia, Armas y Armaduras, Ejemplos de Personaje y Evolución del Personaje.

La Creación de Personajes en KIS es bastante fácil, tan solo hay que repartir unos determinados puntos según nuestra raza entre las Características (Atributos) y Competencias (Habilidades). Al principio parecen bastantes porque son 13 y 22 respectivamente, pero leyéndolas una por una el conjunto total no es tanto al ser un conjunto cerrado en principio.


Hay algunos términos, que me han recordado a sistemas antiguos y me ha gustado mucho, como el tema de Bondad/Maldad, cuya suma siempre ha de ser la misma cantidad, es decir, es una especie de balanza que se va inclinando según nuestras acciones.

El apartado de Técnicas Especiales, en vez de hacer una mega compilación de técnicas vistas en series, hace una división de las mismas, bajo mi punto de vista bastante acertada, creando tres grandes apartados que engloban casi todo lo imaginable dando grandes pinceladas y libertad de creación de la misma e incluso creando algunas subdivisiones para ayudar a definir mejor lo que se nos ocurra o simplemente darnos buenas ideas. Estas son:

- Inconscientes, técnicas que el Pj no es consciente de tener y que incluso no podrán decidir cuándo se usa ya que esto correrá a cargo del Dj. Sí, suena raro. Se supone que son técnicas para darle un toque diferente a cada jugador, algo así como las técnicas definitivas que cuando las realizan en caso extremo quedarán inconscientes después.

- Físicas, aquí sí podremos elegirlas. Vienen multitud de ejemplos: Ataque del Mono, Desdoblamiento, Patada Danzante, Regeneración, Velocidad, etc.

- Mágicas, Bala, Escudo, Psicoataque, Levitación, Volar, etc.


Magia es un capítulo aparte explicándonos los tipos de magia más usados, que son tres: Ritual, Rúnica y Tonal (música).

La tercera parte del juego sería la correspondiente a las Reglas de Juego que engloba los capítulos: Reglas y Términos de Juego y Resumen de Reglas Generales.


El sistema de KIS es realmente sencillo, simplemente hay que tirar 1D20 y sacar menos de lo que tenemos en la habilidad o característica correspondiente aplicando el modificador que nos ponga el Dj. Así de simple. En el resto de reglas nos vienen algunos conceptos a tener en cuenta como los ataques por sorpresa, daños especiales, etc. Total de seis páginas.


La última parte del juego sería el Apéndice, compuesto por: Resumen de Normas Generales, Abreviaturas, Anexo I: Ritos Mágicos, Ficha, Tabla de Técnicas Especiales Secretas y Tabla de Campaña.

Si el PDF de este juego no fuera gratuito diría que estaría muy bien que esta última parte del libro estuviera en descarga gratuita, pero es que esta el libro entero :-)

Mi conclusión, es que Killer in Shadows es un juego al que merece la pena echar un vistazo, de hecho no hay excusa para no hacerlo. Se nota que el autor ha puesto mucho de su parte y ha intentando mimar cada apartado. La única pega que le pondría aparte del nombre, que es algo totalmente personal, sería el detalle de que algunas ilustraciones como el mapa del Quiénúi se ven demasiado oscuras y cuesta apreciar bien lo elaborado que está y otras no son a lo que nos tienen ahora acostumbrados las editoriales. Esto no quiere decir que sean malas (yo no lo dibujaría mejor). Estoy totalmente convencido que este es un juego que gustará a todo el mundo que le guste el genero de fantasía oriental de acción, no solo por las diferentes vertientes que pueden escoger los jugadores sino por la rapidez y sencillez del sistema. Algo que querría volver a recordar antes de acabar es que, aunque el PDF sea gratuito, el libro físico tiene un precio ajustado y una calidad alta de maquetado que hace que sea un juego asequible y recomendable tenerlo en físico si te gusta.

Gracias por una vez más llegar hasta el final, Sendel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada