lunes, 18 de marzo de 2013

El Crowdfunding, una realidad en auge

Según la Wikipedia, Crowdfunding es una financiación colectiva, micromecenazgo llevado a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos y que suele usar internet para financiar esfuerzos e iniciativas de personas u organizaciones y puede usarse con multitud de fines, desde pequeños negocios, apoyo para artistas o políticos o multitud de opciones.


Aunque anteriormente ya hubiera existido esta práctica, diría que no puede considerarse algo popular hasta el nacimiento de las grandes empresas que hoy día todo el mundo conoce: Kickstarter en Estados Unidos (2009) y Verkami en España (2011). 


Ante todo comentar que no se trata de una crítica al sistema en sí, sino de una reflexión. Quien más y quien menos ha participado al menos en uno de estos proyectos, la pregunta es, ¿realmente todos los proyectos que usan este sistema realmente necesitan este tipo de financiación? ¿Se está produciendo un uso o un abuso de la financiación por parte de interesados con otros fines? Este tema es algo que se está comenzando a escuchar en las redes sociales y tiene cierta base. Innegablemente gracias al Crowdfunding es posible lanzar proyectos que su autor no haya podido vender a alguna empresa de su sector y, por tanto, quedarían en el limbo de los proyectos y ha traído joyas como Legend of Grimrock en videojuegos o, sin ir más lejos, La Puerta de Ishtar o Polaris en castellano entre otros muchos ejemplos. También es innegable que, por norma general, el mecenas que apoya estos proyectos va a conseguir algún beneficio, ya sea en la forma de una reducción de precio respecto al de puesta a la venta del producto en cuestión o bien lleva añadidos aparejados en forma de "extras" de diferente tipo. Estos valores añadidos hacen que el afán coleccionista que todos tenemos despierte y haga irresistible en ocasiones participar en estos eventos. 


Aparte de estos extras, usar estas plataformas tiene los valores añadidos de permitir financiación al autor para que haga posible su proyecto y, en el caso de no conseguir suficientes interesados como para cubrir al menos la suma inicial que lo haga posible, que los interesados no pierdan el dinero de no llegar a buen puerto. Esto minimiza los riesgos de fraude (que alguno siempre puede colarse, es inevitable) y proporciona además una plataforma fiable para acceder a los proyectos, tanto en cuanto formas de pago como para garantizar seriedad en lo que nos traemos entre manos.


Entonces, ¿qué tiene de malo? Realmente nada, salvo que parece que las grandes empresas hayan puesto sus ojos también en el Crowdfunding y lo usen para financiar proyectos que realmente, dado el renombre y las ventas que obtienen per se, no necesitan y hasta ahora no han utilizado como puede ser el caso de Chaosium como su edición especial de Horror en el Orient Express a través de Kickstarter, que aunque ha obtenido una gran recaudación (es natural dado que es una de las grandes licencias de rol de toda la vida) hace plantearse esa pregunta de si era necesario recaudar dinero para poder publicarla y que para poder tenerla completa, campaña y ayudas sin meterse ya en otros extras, requería poner bastante dinero. O podría decirse lo mismo de las licencias de Onyx Path, donde podría entenderse que se arriesgaban con V20 Vampiro porque no sabían qué acogida tendría, pero que ya tiene kickstarter de todas y cada una de sus publicaciones, la última recaudando más de un 200% de lo que se pedía como mínimo para su consecución sin contar con las ventas que hayan ido teniendo de sus productos una vez puestos a la venta en los canales normales. Otras cosas que ya rizan el rizo son ciertos proyectos que se ven en estas redes como el archiconocido para construir una Estrella de la Muerte (que solo hay que verlo para ver que es más una broma que algo serio) y que también ha conseguido que la gente contribuya... o el que se ha hablado sobre Black Isle, que pide un Kickstarter para hacer un Kickstarter, algo que es ya el colmo de lo absurdo donde lo haya y no, parece que no es una broma pues la noticia se expandió durante el pasado diciembre por varios blogs y publicaciones a este y al otro lado del charco.

Por todo esto es que hoy lanzo esta pregunta: ¿qué opináis sobre este asunto del Kickstarter? ¿Se ha convertido esta buena idea para ayudar a los que poseen menos medios a sufragar los gastos de su producto en una forma de ganar más dinero de las empresas? ¿Comienza a ponerse de moda pagar dinero por adelantado sin ver el producto con los riesgos que eso conlleva ante la disyuntiva de que si no se compra en el momento nos quedaremos sin él?

11 comentarios:

  1. En comunidad umbría tratamos el tema durante las anteriores Jornadas Virtuales (JJVV). Podéis leerlo aquí o en el último número de senderos de umbría (nuestro fanzine).
    http://www.comunidadumbria.com/partida/19970

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por la Info y el Link EbaN.

      Eliminar
  2. Yo veo un abuso obsceno por parte de las empresas sin ninguna duda.

    Por otro lado todavía está por verse el primer Kickstarter que después de tener éxito no vendan el producto de forma normal. Es decir, raro es que si no participas en el mismo te quedes sin él (otra cosa son las recompensas y demás ventajas).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que estoy de acuerdo contigo señor Terrax. Si se hace un kickstarter y después se vende ese producto en tiendas no sabe uno donde acaba la línea de mecenazgo/negocio. Es un tema peliagudo creo yo que tendrá muchos puntos de vista evidentemente.

      Esta última tesitura que comentas a mi por lo menos me esta haciendo alejarme de los kickstarter/mecenazgos porque digo... bueno ya saldrá y ya lo veré y si me gusta lo compraré. Lo que pienso que hace que pierda mucha magia el tema.

      Eliminar
  3. En teoría el mecenazgo es para crear la base económica necesaria para que vea la luz un producto, esa inversión previa que hace falta para crearlo. Está claro que a posteriori si sale adelante el proyecto se venderá en tiendas, pero pensad que si no se apoya para esperar a verlo en tienda, puede que no salga y no se le vea... es a lo que uno se arriesga. Por lo demás estoy totalmente de acuerdo con Terrax, para lo que renta incorporarse a esto es para tener las recompensas extra que contendrá el producto y que no tendrá (o no debería) el que salga después a los canales comerciales normales.

    ResponderEliminar
  4. No hay nada de malo en que despues de obtenerse el dinero por este proceso se venda luego de forma normal. Productos que sin este proceso no llegen al mercado sí que los hay, que no se vendan luego una vez conseguidos... ¿para qué? ¿Necesitamos sentirnos con algo exclusivo? Si es así estamos en nuestro derecho de no comprarlo pues no nos prometen exclusividad, y listo.
    Las recompensas son otro tema, es habitual que al mismo precio se obtengan cosas adicionales, donde uno se siente de verdad recompensado por haber aportado antes.

    Al margen de eso me parece un excelente sistema para personas reales e independientes de la empresa, pero me parece un abuso y una estafa cuando lo hace una empresa o persona con una solvencia evidente. Ellos no necesitan esto, su modelo de negocio esta establecido y si arriesgan algo de dinero es parte de lo esperable, nada que vaya a arruinar una empresa (y si se meten en algo que les arruine es que no lo han pensado bien, creo yo).

    Aparte de las grandes empresas a las que nos gusta demonizar... ¿realmente necesitaba Monte Cook un KS para sacar un juego? ¿No tiene este hombre suficiente respaldo para acudir a una editorial y ser publicado? En fin, aparte del caso concreto del que no conozco todos los detalles creo que la idea se capta. Yo no me meto en proyectos que creo que no deberían estar en un crowdfunding, y creo que la solución es tan sencilla como esa, ser críticos y usar las herramientas de forma adecuada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monte Cook puede parir el juego de rol de la "Señorita Pepis", el magnifico juego en que llevaras dulces amas de casa por el día y por la noche ,defensoras enmascaradas y protectoras de los inocentes ante los crueles y sangrientos seres sobrenaturales que se pasean por sus barrios. Seguro habrá gente que les chiflara,o no,la idea, mientras que otros sera por fanatismo de una nueva obra del MAESTRO Monte Cook. Realizando el KS se puede percibir la idea si es viable o no. De esta forma, se están haciendo un estudio mercado gratuito y mirando la viabilidad futuros suplementos, sin que el propio Cook o la editorial pierdan pasta por invertir ante esta idea revolucionaria o peregrina. Dependiendo la respuesta de los mecenas, se puede plantear, los futuros suplementos o se deja como un reglamento,muerto y sin hijos.

      Eliminar
    2. Al margen de que les da mucha información extra, creo que este hombre puede sacar el manual sin un jodido crowdfunding. La editorial le respaldaría sin duda, y ya segun vendan que obtengan la misma información. Yo no lo apoyo no porque no me interese, sino porque creo que no lo necesita. Si quiero el manual ya lo compraré luego.

      Eliminar
  5. Bueno, no hay duda que el sistema es muy eficaz. Lo que sucede es lo que pasa con determinados conceptos y es que se forma una burbuja. Una que se hincha a base de abusos, hasta que estalla. Porque personas dispuestas a abusar siempre hay.
    Lo que en realidad no es más que selección natural, y así, el sistema encuentra un punto de equilibrio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos, el crowdfunding no es solo para la cultura, sirve para proyectar cualquier tipo de proyecto sea creativo, emprsarial, solidario o de causa. Hay muchas plataformas de crowdfunding y todas parecen ser iguales, yo propongo la que están llevando a cabo unos artistas de Barcelona que ofrecen en su platafoma distintas modalidades de financiación y parece que va a ser genial! Se trata de startVal y parece que van a ser la bomba! Espero que os sea de ayuda!

    ResponderEliminar
  7. El crowdfunding es el nuevo modelo de financiación de "los más pequeños", y que empresas que pueden conseguir el dinero de maneras que no son "pasando la gorra" lo utilicen es una vergüenza. El crowdfunding es una de las maneras, en mi opinión, más honesta de comenzar un negocio y hacerlo conectando con los posibles clientes desde el primer momento. Que algunos lo perviertan me parece enfermizo.

    Para ayudar a los primeros escribo en el siguiente blog, porque sinceramente creo que este método puede llegar a ser una revolución: http://financiacion-crowdfunding.blogspot.com.es/

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar