lunes, 13 de agosto de 2012

The Great Pendragon Campaign, la campaña definitiva

Después de haber hablado de su hermano pequeño, ahora le toca el turno a la que es considerada una de las mejores campañas creadas para un juego de rol. Por su longitud en el tiempo de juego tanto real como ficticio, la variedad de situaciones, lo completo del libro y su buena narración, The Great Pendragon Campaign se puede considerar una de las mejores y más desafiantes del género rolero. Poca gente puede decir que haya terminado de jugarla por completo, una de las pocas es el célebre Carlos de la Cruz, bloguero donde los haya, que ha dedicado multitud de entradas a Pendragon en su Frikoteca



La gran campaña de Pendragon se publicó en 2006 de la mano de White Wolf, esta campaña está adaptada para jugarse con la quinta edición de Pendragon, publicada también de la mano de la misma editorial, aunque debido a los pocos cambios que incluye respecto a las anteriores, puede jugarse con la edición castellana sin ningún tipo de problema. Se presenta, en su edición en inglés ya que es inédita en castellano, en cartoné de buena calidad con portada a color donde se nos representa a las principales figuras del drama artúrico, imagen que continúa en la parte posterior, siguiendo la tapa y cubriéndola en su totalidad. El libro consta de 426 páginas numeradas, donde los textos se alternan con mapas, ayudas, fichas de personaje e ilustraciones en blanco y negro de buena calidad.


En la primera parte del libro se introducen los cambios que traerá esta aventura, como algunos apuntes sobre las ciudades, menos detallados en el básico, y otros como la habilidad "asedio", sobre torneos y batallas, apuntes útiles a la hora de comenzar a dirigir esta singular campaña que abarcara varias generaciones de pjs. 


Las aventuras comienzan en el 485, con la ascensión al poder de Uther Pendragon y sus batallas y conquistas para unificar toda Britania y contra los fieros sajones. Da a los personajes una oportunidad única de vivir grandes batallas, conquistar honores y acercarse a las figuras más importantes de la época, así como participar en los hechos y manejos de Merlín, el famoso druida que propició el ascenso de Uther Pendragon y posteriormente preparó el terreno también para que Arturo se convirtiera en rey de un territorio unificado y poderoso que llegaría incluso hasta la propia Roma en sus andanzas.


Como en el caso de El Joven Arturo, el libro se divide en capítulos que abarcan toda una serie de años, en los cuales se desarrollan aventuras caballerescas, batallas y sesiones donde la intriga cortesana y las justas primarán sobre el resto dando pie a todo tipo de situaciones. Las fases de invierno, esos momentos en que no se guerrea debido a las malas condiciones de los caminos y a que los nobles suelen regresar a casa para tomar de primera mano los ingresos y arreglar los problemas de sus dominios, no son sino interludios que pueden dar lugar a más aventuras y situaciones que se enreden a la trama principal haciendo de ella algo único para cada pj. El sistema generacional, en el que el hijo sustituye al padre ganando una parte de la gloria obtenida por este, tierras e incluso mayor conocimiento de algunas habilidades, hace que los personajes vayan ganando con el tiempo en muchos sentidos, que sean cada vez más importantes y respetados si saben jugar bien sus cartas y puedan llegar a aspirar incluso a ser miembros de la Tabla Redonda. La estructura de los capítulos es siempre similar. Una presentación general de la situación en ese año, una pequeña cronología de hechos para poder manejar, algún mapa o descripción de las ciudades más representativas y actualizaciones de listas de precios en los momentos en que sean necesarios. 


Al final del todo, una serie de apéndices añaden más contenido a este manual. El primero está dedicado a las bestias y criaturas mágicas que pueden aparecer durante la aventura, con sus características para ser jugadas. El segundo habla sobre el conocido "encantamiento de Britania" y las formas para jugar usando ese "glamour" añadido de presencia sobrenatural que existe en esta época como son los elfos, las hadas y otros seres que pueden interactuar con los caballeros y meterlos en más de un problema. Incluye algunas ideas de aventura que pueden ser usadas durante la campaña. En el tercer apéndice aparece un escenario para caballeros de media experiencia que poder usar igualmente en cualquier momento de la campaña. En el cuarto, un breve resumen de las religiones existentes y los bonificadores y penalizadores que otorgan. Por último, aparece un glosario con la serie de mujeres llamadas "Damas del Lago" que tanta importancia juegan en toda la historia artúrica.


Mencionar que las guardas del libro están bellamente ilustradas con una sucesión de escudos de armas pertenecientes a los personajes más emblemáticos de la saga, aunque se echan en falta algunos, es normal que siempre falte algo pues son tantos los personajes que intervienen que sería imposible incluirlos a todos en estas dos páginas. Este detalle es una de las cosas que se echa de menos en El Joven Arturo, que palidece y queda en nada comparado con todo lo que incluye este manual, tanto en años de juego como en material de ayudas, ilustraciones, maquetación y cuidado a la hora de la edición.


Resumiendo, me parece una de las mejores campañas publicadas para un juego de rol. Es completa en todos los sentidos y abarca tanta cantidad de años de juego que terminarla es toda una proeza en sí al alcance de muy pocos, convirtiéndose en una experiencia emocionante, dado que no llevas a un solo pj sino que se convierte en una saga familiar donde cada uno de los personajes que va a llevar el jugador puede ser completamente distinto del resto, único y con características e historia familiar con posibilidades de desarrollo. Las fases de invierno, con sus eventos positivos o negativos pero siempre aleatorios, ponen la guinda a una partida que puede trascender del mero hecho de vivir año tras año los eventos del libro, dando pie a sesiones donde la temática sea más decidida por los pjs que por lo que dice en la campaña. Toda una experiencia que, al menos, se debe vivir aunque sea en parte. 

12 comentarios:

  1. Entre Carlos de la Cruz y tú me estáis poniendo los dientes MUY largos con esta campaña. La anoto en la lista de "MUST HAVE, MUST PLAY".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además que es un libro que se amortiza si lo juegas con lo que da de sí ;-)

      Gracias por comentar compañero.

      Eliminar
  2. Lástima que yo sólo la haya vivido "en parte"... pero me parece que jugarla entera está solo al alcance de unos pocos, muy pocos si son hispanohablantes, claro. Creo que el grupo de Carlos de la Cruz sigue siendo el único hispanoparlante que se la acabó :-P

    En fin... otra campañuca que tendrá que esperar a cuando estemos en el asilo XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo negocio de futuro de aquí a unos años crear una Residencia para "Viejos" Roleros y entre pastillitas y paseos tirar dados... XDDDD

      Eliminar
  3. Bueno, nosotros seguimos avanzando leeeeeeeeeeeeentamente, año 521, a este ritmo para 2014 habremos acabado

    ResponderEliminar
  4. La GPC se puede terminar en un plazo razonable simplemente jugando todas las semanas y yendo a un ritmo de un año por quedada. De este modo te la acabas... en menos de dos añitos ;).

    No, sinceramente, sí que se tarda en jugar, pero todo es cuestión de ponerse. Y es realmente impresionante, cuando terminas el último año parece mentira la increíble cantidad de momentos cojonudos que has dejado atrás.

    Y además, nota para los game masters: es MUY fácil de arbitrar, viene todo hecho en el libro.

    Erekíbeon... lástima que dejáramos la segunda campaña a medias, igual habríamos podido averiguar si merecía la pena luchar con un hacha en esta ambientación [respuesta: no]

    ResponderEliminar
  5. La del Joven Arturo si la jugué en gran parte (sólo que no con Pendragón). Ésta la tengo pendiente y la voy a retomar como proyecto a mu largo plazo.

    ResponderEliminar
  6. Nosotros también la comenzamos pero ni parte de la mesa ni el mismo director pusieron tal vez lo que debían de su parte y el verano paralizó todo el proyecto de Gran Campaña.

    A ver que nos depara Septiembre!

    Gracias a todos por Comentar. :-)

    ResponderEliminar
  7. Peaso campaña. Dos años... ufff, me encantaría jugarla y/o dirigirla. Si hubiera sabido de ella cuando estaba en la facultad.. aisss, qué tiempos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, que conste que nosotros la acabamos en 14 meses, pero sobre todo porque al final metimos el turbo porque iba a nacer mi segundo hijo ;), y jugábamos dos años de la campaña en cada partida.

      Eliminar
  8. Es difícil jugarla entera. Sin embargo también se pueden narrar pedazos sueltos. Yo ahora mismo estoy empezando a narrar la parte de la campaña sobre la búsqueda del Santo Grial.

    ResponderEliminar
  9. Como habrás notado, me he quedado leyendo
    hasta el último de los artículos que escribiste.
    Espero que esto te sirva como motivación de que estás haciendo un trabajo muy
    bueno. A nivel personal, soy amante de los buenos textos y me gusta seguir a
    las personas que poseen las habilidades de comunicar experiencias a través de las
    palabras. Por este motivo te dejo este comentario y para
    cerrar quisiera decirte que me ha encantado poder llegar a tu lugar.

    En hora buena!

    ten la confianza de visitar mi página web - videos esotéricos

    ResponderEliminar