viernes, 3 de agosto de 2012

El Rey Arturo (King Arthur) 2004


En 2004 siguiendo la estela de las películas de romanos que puso de nuevo en valor Ridley Scott con Gladiator, el productor Jerry Bruckheimer (Pearl Harbour, Piratas del Caribe) aunó fuerzas con el director Antoine Fuqua (Training Day, The Shooter) para llevar a cabo esta desmitificación de la leyenda del Rey Arturo, tratando de dar una visión más historicista del mito artúrico y una explicación pausible desde un punto de vista histórico.

Contó para ello con Clive Owen (Sin City), en el papel del Centurion Romano Arturo, Keyra Knightly (Orgullo y Prejuicio) para la belleza picta Ginebra y con Hans Zimmer para la partitura de la cinta, filmándose las localizaciones en Gran Bretaña y con una réplica a escala del muro de Adriano. La factoría Disney, no escatimó en gastos dándole a la cinta un presupuesto de 120 millones de dólares,  y que obtuvo una  recaudación en taquilla de 203 millones de dólares.

La obra en cuestión se situa en el año 460 Después de Cristo, a 16 años de la Caida de Roma, y Artorius es un capitán de caballería romano a mando de una tropa de caballeros Sármatas vasallos de Roma, que sirven en Brittania combatiendo a los pictos y sus incursiones tras el muro de Adriano. Finalmente, las invasiones de los sajones, harán que Arturo y sus jinetes Sármatas, desosos de recibir licencia, se queden en Brittania y evitar así la invasión de los sajones.
La cinta cuenta con una fotografía correcta, a cargo de Slavomir Idziak y unas actuaciones, que aunque no sean las más destacables de las carreras de sus actores, si se muestran en un tono bueno y acorde con el caracter general de la cinta, aunque claro, el gusto por los excesos cinematográficos de Bruckheimer queda palpable en el conjunto general de la película.

A pesar del tono historicista de la cinta, cuenta con múltiples licencia, por ejemplo, el equipo de los sármatas son una mezcla de romanos y hunos en vez de lucir sus  armaduras catafractas, además de equipar a los sajones con ballestas entre otras licencias.

En conjunto es un divertimento palomitero, efectista que pasa rapidamente y ofrece una curiosa versión sobre el origen de Arturo, su alianza con Merlin que no deja de ser un druida celta y su famosa orden de la Mesa Redonda, como sus hermanos de armas Sármatas, con los cuales pasa de Defender al Imperio Romano, a defender el Reino de Brittania. Entretenida y da lo que promete 7/10.


8 comentarios:

  1. Te veo muy generoso comentando esta película, a mi me pareció muy aburrida y no me gustó nada.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo estoy con Carandell, me entretuvo durante toda la duración, y aunque hay cosas que he visto excesivas como las ballestas también y todo el tema del Muro de Adriano, cumplió su objetivo.

    ResponderEliminar
  3. A mi me pareció entretenida, pero vamos, que en lugar de llamarse "El Rey Arturo" se llama de otra forma y le cambian el nombre a todos los personajes y la película se queda exactamente igual.

    ResponderEliminar
  4. A mi esta película me disgusto profundamente, la verdad. Principalmente por ser un muermo y por faltarle conflicto o personajes interesantes.

    Y lo de la historicidad... bastante cogido con pinzas, para empezar por que para ese año las legiones ya se habían retirado hacía cincuenta años, pero especialmentes por empeñarse en sacar a personajes llamados Lanzarote (que se lo invento Chretien en el siglo XII) o Galahad (que se lo inventaron los monjes cistercienses en el XIV) y se quedan tan ancho. Además convertir el pelagianismo, herejía bastante curiosa, en una especie de pensamiento protodemocrático (y ya que estamos protoprotestante) también tiene delito.

    Eso si, la banda sonora está bastante bien, especialmente algunas piezas que utilizo para mis ejército sajones :)

    ResponderEliminar
  5. Como película histórica va muy justita tirando a corta, pero como película de aventuras en sí a mi me gustó bastante. Entretiene y es divertida y las coreografías de esgrima tienen muy buen ritmo, pero vamos,no si esperas encontrar una película fiel a la leyenda o de cierto rigor histórico... y la tipa con el sostén de cuero no estaba nada mal, xDDD.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo la disfruté bastante. No me la tomo en serio como película histórica, pero me gusta mucho el giro de tuerca. La historia está bien montada y las interpretaciones con correctas como mínimo, y aunque el desarrollo a veces no parece que tenga la intensidad que debiera,sigue enganchando. Yo la he visto varias veces y no me cansa. Sé lo que voy a ver, una película de aventuras de corte semi-histórico, y lo disfruto por ello.
    Además esta peli tiene uno de los malo que más me gustan, el lider de los sajones, un tío que los tiene bien puestos y que busca alguien digno de luchar contra él jejeje

    ResponderEliminar
  7. es muy interesante y muy buena pero a mi pareser devio ser mas agradable esta pelicula y no tan aburrida :/

    ResponderEliminar
  8. A mí me pareció bastante oscura y vacía... aunque no tan horrible como la de La Última Legión. A mí las películas "históricas" del Rey Arturo me dejan frío. A mí me gusta el Camelot mitológico y literario, muy literario y muy mitológico.

    ResponderEliminar