viernes, 13 de enero de 2012

J.R.R. Tolkien

Hace mucho tiempo que quería escribir sobre Tolkien, un autor que ha marcado mi propia vida, y ahora por fin podemos poner su vida a disposición de todos nuestros lectores, he de admitir que siempre me ha fascinado su obra y su circunstancia, todo un caballero, un guerrero y un poeta... por ello, aunque este articulo, ya fue presentado en el Fanzine de "La voz de Arkham", me ha llenado de orgullo cuando nuestro maestro de ceremonias, Maese Sendel, me podido que rebuscase en lo profundo de mi disco duro para presentar a este grandioso autor en lo que es el 120 aniversario de su nacimiento...

Para este articulo, aparte de querer respetar su memoria, del cual podría pasarme hablando y escribiendo durante días y días, he querido mostrar su vida de forma más o menos rápida, sin contar la multitud de anecdotas que conozco de él, un hombre a quien a pesar de que muchos nunca han conocido, consideran como su maestro.

John Ronald Reuel Tolkien, nació en Bloemfontein, Sudáfrica, el 3 de enero de 1892. El apellido de Tolkien que proviene de la baja Sajonia es una anglicacion del alemán tollkühn  («temerario»), y por parte de su madre proviene de una familia de comerciantes al menos desde el siglo XIX, pero todo ello no es nada con lo que podemos ver en su vida, una vida totalmente marcada por las similitudes que luego reflejaba en sus historias... 


Infancia

            Recibió el mismo nombre que su abuelo paterno, John, pues en su familia era costumbre llamar así al hijo mayor del hijo mayor. Su tío John que era el mayor de los hijos de John Benjamin Tolkien, solo tuvo hijas, por lo que Arthur decidió llamar a su hijo según la costumbre. Su segundo nombre, Ronald, fue puesto por deseo de Mabel, ya que ella creía que el bebé iba a ser una niña y tenía pensado llamarla Rosalind, acabando Ronald como sustituto. Reuel, que proviene del antiguo hebreo y que significa «próximo a Dios», era el segundo nombre de su padre. El niño fue bautizado el 31 de enero en la catedral de Bloemfontein.

 Tiempo después, cuando el niño comenzó a andar, fue picado por una tarántula en el jardín de su casa, un evento que tendría paralelos en sus historias.

El 17 de febrero de 1894 nació el hermano menor de Ronald, Hilary Arthur Tolkien.

A la edad de 3 años tuvo que irse a Birminghan en lo que parecía ser una larga visita familiar junto a su madre (Mabel) y su hermano,  debido a su salud, pero su padre Arthur no quería irse de Sudáfrica y se quedo vendiendo diamantes para el banco de Inglaterra, poco después murió y de este modo se establecieron de forma permanente en Inglaterra. Se mudaron a una villa cercana a la ciudad llamada Sarehole, donde pasaba gran parte de su tiempo en los bosques y en la finca de su tía, en la que se baso para describir Bolson Cerrado y algunos de sus paisajes.

Fue su madre la que educo a sus dos hijos, despertando el interés en la botánica que se ve reflejado en amor que siente Tolkien en sus obras por las plantas. Del mismo modo le enseñó latín a la temprana edad de 4 años y no tardó demasiado en empezar a inventar sus propios idiomas como el “animálico” creado con una de sus primas, el “nevbosh” (nuevo disparate), o el “naffarin” cuya base principal era el español...
Estuvo presente, tomando parte, en la coronación de Jorge V.

En 1900 su madre se convirtió al catolicismo romano pese a la oposición de su familia de fe bautista. Este hecho y la muerte de Mabel debido a la diabetes, le hizo pensar que había sido una mártir por su fe, hecho que también marcó muchas de sus historias.

           Los dos hermanos fueron criados por el padre Francis Xavier Morgan, un sacerdote de origen jerezano el cual había apoyado económicamente a su madre y quien había enseñado al joven  John las bases del español.

Juventud

            En 1908 Tolkien se enamoró en el orfanato de la joven Edith Mary Bratt, con la cual el padre Francis le prohibio mantener contacto alguno, ni tan siquiera por correspondencia hasta los 21 años, norma que Tolkien cumplió al pie de la letra. 

            En 1911 junto con algunos de sus amigos funda una sociedad cuasi-secreta llamada T.C.B.S., las iniciales del Tea Club and Barrovian Society («Club de Té y Sociedad Barroviana») en la cual bebían té en la biblioteca y en otros lugares prohibidos, en esta época es donde se impulso su pasión por la poesía.

            Ese mismo verano se fue de viaje a suiza, a las montañas nevadas de aquel país y a la acampada que hicieron en las morreras, mas allá de Mürren junto con doce de sus compañeros, allí corrieron algunas aventuras que años mas tarde se describen en el hobbit.

            Fue el mismo día de su graduación cuando escribió una carta a Edith, cumpliendo de este modo las normas del padre Francis, pidiéndole matrimonio, pero esta le contestó que ya se había prometido, alegando que pensaba que él la había olvidado, aun así se reunieron bajo el viaducto de ferrocarril donde renovaron su amor y ella devolvió el anillo de compromiso a su anterior novio. Ella se convirtió al catolicismo y se casaron en Warwick el 22 de marzo de 1916. Esta visión es muy parecida a la historia de amor entre Arwen y Aragorn o entre muchos otros de sus personajes posteriormente.

            Antes de tener lugar la ceremonia la pareja viajó a Cournalles, lugar donde Tolkien quedó asombrado por las costas y los paisajes de la zona. Finalmente en 1915 se graduó con el titulo de primera clase en lingüística inglesa y literatura.


           Tras su graduación, Tolkien se unió al Ejército Británico que luchaba por entonces en la Primera Guerra Mundial. Se enroló con la graduación de teniente segundo, especializado en lenguaje de signos, en el 11º batallón de los Lancashire Fusiliers (Fusileros de Lancashire), que fue enviado a Francia en 1916. Tolkien sirvió como oficial de comunicaciones en la batalla del Somme hasta que enfermó debido a la denominada «fiebre de las trincheras» el 27 de octubre, siendo trasladado a Inglaterra el 8 de noviembre. Muchos de sus compañeros de su unidad, así como muchos de sus amigos más cercanos, murieron en la guerra.


          Durante su convalecencia, comenzó a escribir el libro de los cuentos perdidos, comenzando por la caída de Gondolin. Su enfermedad continuó durante toda la guerra, aunque había mejorado lo suficiente como para poder dedicarse a hacer funciones de mantenimiento siendo ascendido a teniente. Fue en esta época cuando paseando con Edith por un bosque, esta comenzó a bailar en una arboleda de cicutas con flores blancas, de aquí es de donde proviene parte de la balada de Luthien y Beren y no en vano el llamaba a su esposa “Mi propia Luthien”
            Edith y John tuvieron cuatro hijos:
John Francis Reuel, Michael Hilary Reuel, Christopher y Priscila.

Madurez

            Su primer trabajo tras la gran guerra, fue de investigador lingüista, antes de entrar en la universidad de Leeds y conseguir un trabajo como profesor. En este periodo junto con Eric Valentin Gordon hizo la mejor edición hasta la fecha del titulo anónimo “Si Gawain y el caballero verde”.

            En 1925 regresa a Oxford como profesor de anglosajón y allí escribe el hobbit y los dos primeros volúmenes del señor de los anillos. Lejos de pensar en publicar el hobbit, fue espoleado por su amigo C.S. Lewis cuando se atreve a publicar el hobbit que es aceptado por lectores jóvenes y adultos pidiendo la editorial una secuela, “El señor de los Anillos”.

            En lo académico, desarrolló teorías hasta el momento impensables sobre el mito de Beowulf, ayudo en alguna excavación arqueológica...

            En Oxford donde conocía a Lewiis fundaron el club de los Inklins, y se reunían dos veces por semana para leer relatos propios o de literatura nórdica...

Senectud

            En 1957 tuvo que suspender un viaje a EEUU por una enfermedad que atacó a Edith, allí iba a recibir honores por sus obras en numerosas universidades. En 1959 se retiró de su cargo en Oxford volviendo a Bournemouth tras la muerte de Edith, volviendo a Oxford en 1971.         
            Murió el día 2 de septiembre de 1973...

            Cuatro años después de su muerte, la reina Isabel II le otorgó la cruz del imperio británico y surgieron sociedades Tolkien por todo el mundo.

            Enterrado junto a su amor de toda la vida, Edith, en el epitafio de sus tumbas se puede leer:
“Beren y Luthien”.

Pensamiento general

Edith, el amor de Tolkien
            Tolkien fue como es sabido un fervoroso cristiano, incluso se decepcionó cuando después del concilio Vaticano II, la iglesia comenzó a dar las misas en ingles, y su nieto recordaba tiempo después como su abuelo contestaba siempre en voz fuerte y atronadora en latín mientras el resto de la congregación lo hacia en ingles. De esta forma parecía que Tolkien hacia siempre lo que el consideraba correcto.

            En el apartado político, era católico y conservador, aceptando el papel del fascismo en la guerra civil española al saber que el bando republicano mataba sacerdotes y monjas en su territorio.

            Frente al nazismo, tenía la visión de que la unión soviética era mas peligrosa que Alemania, aunque estuvo en contra del racismo y del antijudaismo que profesaban los nazis. Incluso los tachaba de totalmente perniciosos y acientificos. Sus editores en Alemania le pidieron que explicase si tenia ascendencia aria y esta fue su contestación...

“[...] si debo entender que quieren averiguar si soy de origen judío, solo puedo responder que lamento no poder afirmar que no tengo antepasados que pertenezcan a ese dotado pueblo. [...] me he acostumbrado a considerar mi apellido alemán con orgullo, y seguí considerándolo así durante todo el período de la lamentable pasada guerra, durante la cual serví en el ejército inglés. Sin embargo, no puedo dejar de comentar que si averiguaciones impertinentes e irrelevantes de esta especie han de convertirse en la regla en cuestiones relacionadas con la literatura, no está entonces distante el momento en que tener un apellido alemán deje de ser fuente de orgullo”

Tiempo después hablaría de Hitler como de uno de los «idiotas militares», «un pillo vulgar e ignorante, además de tener otros defectos (o la fuente de ellos)»

En todos los efectos era pacifista pues tras perder a casi todos sus amigos en la gran guerra, se sintió solo. Por ello en la segunda guerra mundial escribió a su hijo Christopher comparando a los aliados con orcos que solo buscaban la destrucción de Alemania, “Luchan para vencer a Sauron utilizando el anillo, y lo lograran pero en su lugar crearan nuevos Sauron y los elfos volverán a crecer como orcos...”
Las bombas de Hiroshima y Nagasaki lo llenaron de pavor, diciendo de los científicos del proyecto Manhattan que eran lunáticos y constructores de babel.

            Incluso las políticas coloniales de Inglaterra y EEUU en oriente le repugnaban y le llenaban de dolor.

            La ecología fue otro de sus grandes pilares, siempre respetó la naturaleza, los árboles... odiaba la destrucción de bosques llevada a cabo por la industrialización y prefirió ir en bicicleta siempre que pudo a ir en coche. Incluso se auto caricaturizó en “El señor Bliss”.
            Este aspecto se vislumbró en toda su obra, sobre todo en el enfrentamiento de los pueblos libres contra los orcos.

Obra

            Sin lugar a dudas su obra mas memorable es el Señor de los anillos, una triologia que cierra su cosmología, cuentos y baladas, escritos desde la primera guerra mundial, que fueron compilados por su hijo Christopher en libros como el Silmarilion, los cuentos perdidos, los hijos de Durin...

            Pero su fama fue sin duda por el Hobbit, un cuento sencillo y fantástico que ha llenado la mente de millones de personas en todo el mundo.
            Esta ha sido su principal obra, la más importante, con la cual se ha ganado fama mundial, llegando a decirse que Tolkien hizo en 40 años lo que la humanidad ha tardado 40000...

            Su afán por conseguir una mitología propia para Inglaterra, la profundidad de sus personajes... hicieron que tras su muerte aparecieran pintadas por lugares dispares del mundo como el metro de Nueva York o en el muro de Berlín en las que podía leerse. “Frodo Vive!!!”
            Años mas tarde se hicieron películas de animación del Hobbit y del Señor de los anillos, su obra se ha traducido a multitud de idiomas y ha sido uno de los libros más vendidos el siglo XX.

            Las nuevas adaptaciones a la gran pantalla han dotado de un nuevo espiritu de continuidad a su obra y se puede ver ya por la red el trailer del Hobbit.

            Pero no toda su obra ha sido la Tierra Media, tiene obras tan geniales como la Hoja de Niggle, en la cual habla de un pais extraño que comienza una guerra y como el personaje diseña en un cuadro prohibido un retiro, siendo traicioando por su vecino y encarcelado por no utilizar su esfuerzo por la gloria de la patria...

            Rhoverandom, las aventuras de un perro de juguete perdido en una playa... historia que inventó para sus hijos, ya que habian perdido un perro de juguete en la subida de una marea e inventó esta historia para que no se entristecieran. (Personalmente tengo ese libro como casi todo lo que sacan de su obra y he de decir que es un cuento perfecto para niños).

            Y una gran cantidad de poemas y cuentos, muchos de ellos aun inéditos que esperan para que podamos disfrutar de ellos.

            Personalmente creo que Tolkien es una de esas personas que han vivido su vida de forma totalmente plena, luchando por todo aquello en lo que creyó y quiso, y aunque se pueda estar deacuerdo, o no, con algunos de sus ideales no cabe duda de que es uno de los padres de la literatura fantástica moderna e indirectamente unos de los padres del Rol.

            Para él, su cielo era el mundo que inventó y, aunque yo carezca de religión, me gusta pensar que estará cerca de Minas Tirith viviendo con su mujer Edith para toda la eternidad...







5 comentarios:

  1. Que entradón, felidades, se me ha saltao hasta un lagrimilla.

    ResponderEliminar
  2. creo q me pasao un poco con la extension :P

    ResponderEliminar
  3. En este caso creo que no, aunque yo soy el menos indicado para hablar de extensiones de entradas...

    Gran Entrada.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada. Un placer disfrutar de algo así.

    A ver si me centro y soy capaz de leer algo más de este hombre, más allá del Señor de los Anillos y el Hobbit. ><'

    ResponderEliminar